h1

Como recién hecho

mayo 27, 2010

Los ciudadanos de Viena se levantaron hace unos días con dos novedades maravillosas:

La primera es que la marca Kelly había lanzado una nueva modalidad de patatas fritas que se pueden comer calientes.
La segunda es que los austriacos pudieron probarlas así, calentitas, en plena calle. La culpa la tiene esta original forma de sampling que incluía un microondas en una parada de autobuses, con la intención de hacer mucho más entretenida la espera de quienes iban o venían del trabajo.

Sin duda, en un país en el que las terrazas de los bares escasean, esta, nos parece una fabulosa manera de poder tomar el aperitivo en plena calle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: